Seguridad punto final (endpoint)

Es fundamental que las empresas tomen las medidas necesarias para que no se presente ningún tipo de problema. No es ninguna novedad que las compañías, cada vez con más frecuencia, son víctimas de hackeos y malwares.

Estas acciones pueden causar más de un dolor de cabeza, ya que puede arruinarse todo el proceso de trabajo o perder información muy valiosa.

Por esta razón, para evitar estos inconvenientes, es que es imprescindible que las empresas cuenten con un software de seguridad de punto final, que proteja todos los dispositivos desde donde los empleados realizan sus tareas.

Este tipo de programas, conocidos también como endpoints, permiten blindar al máximo los datos y tener un control estricto sobre cada artefacto relacionado a una determinada labor.

Es por eso que, es un software vital para la seguridad de las empresas, por lo que vale la pena conocer en profundidad qué es y cómo funciona.

¿Qué es la seguridad punto final?

Podríamos definir a este software, como un instrumento de seguridad que realiza una serie de acciones importantes, para mantener a salvo el trabajo que realiza la empresa.

Este tipo de programas, protegen los puntos finales de la compañía, evitando así la transferencia ilícita de datos y la descarga de malware desde dispositivos no autorizados.

Ten en cuenta que, mientras más trabajadores tenga tu compañía, más oportunidades habrá de que ocurran este tipo de situaciones.

Y no siempre ocurre por maldad, sino porque, por ejemplo, una persona decide trabajar con otro dispositivo, que no está registrado en la plataforma.

Al mismo tiempo, puede ocurrir que algún empleado, sin intenciones claro, cometa un error que perjudique seriamente la labor que se estaba realizando.

A su vez, es común que las personas nos distraigamos en la web. Por ello, algunos de estos programas, permiten bloquear el acceso a determinados sitios, cuando se está conectado a una red de trabajo.

En definitiva, el endpoint es un software de seguridad imprescindible, para aumentar la seguridad interna de las compañías y para optimizar la labor de los trabajadores.

Características de un eficaz endpoint

Sin lugar a dudas, la seguridad es un tema central para las empresas. Es que los casos de hackeos y malwares, no paran de crecer a diario.

Así como para una tienda online, contar con un antivirus de calidad es trascendental, lo mismo ocurre aquí,  en especial para las empresas que realizan teletrabajo.

Podrías pensar, con razón, que nadie se va a querer meter a husmear lo que se hace internamente en mi empresa. Pues, lamentablemente la maldad no tiene límites y los casos de violaciones de datos no se detienen.

Al mismo tiempo, muchas veces el trabajo tarda más de lo previsto en terminarse, debido a la falta de concentración de los empleados.

Es por ello que, es clave elegir el mejor endpoint disponible, para resguardar los archivos y optimizar la labor que se hace en nuestra empresa.

Por supuesto que hay varios software de este tipo, por lo que es importante conocer qué funciones tiene que poseer este programa, para que sea eficaz en su tarea. Cabe aclarar, que no todos tienen el mismo objetivo.

En primer lugar, es imprescindible que el endpoint pueda controlar qué tipo y qué dispositivos de punto final, pueden conectarse a los ordenadores en tu red.

Cuando hablamos de dispositivos punto final, hacemos alusión a ordenadores, tablets, móviles, impresoras…en fin, todos los artefactos que usamos diariamente para trabajar.

Además, un buen programa de seguridad punto final, debe necesariamente proteger los datos valiosos, pudiendo delimitar con claridad quiénes tienen acceso, cómo lo manejan y dónde se almacenan.

Para esto, es vital que se pueda armar una lista en donde se configuren, qué dispositivos y usuarios están habilitados para modificar archivos y datos existentes.

También, una cualidad importante que tienen algunos de estos programas, es la capacidad de bloquear una gran cantidad de sitios web, para evitar que los empleados se dispersen.

El último aspecto importante que este tipo de software ofrece, es la posibilidad de administrar la seguridad, desde una consola centralizada.

De esta forma, las políticas de seguridad de punto final, se pueden aplicar de manera rápida a todos los dispositivos y usuarios de la red de trabajo.

Endpoint más destacados en la actualidad

Dos de los endpoint más destacados en la actualidad, son AccessPatrol y BrowseControl. Estos programas cuentan con características importantes, que permiten un control de toda la red de trabajo, para que los archivos estén seguros y, al mismo tiempo, se pueda optimizar la labor de los empleados.

Ambos pertenecen a CurrentWare y pueden perfectamente complementarse, porque tienen algunas funciones diferentes.

AccessPatrol

Al momento de asegurar los artefactos de punto final, este software permite configurar diferentes niveles de seguridad para cada dispositivo, dando la posibilidad de personalizar el acceso que tiene cada usuario.

AccessPatrol permite proteger los datos valiosos mediante un listado, el cual especifique quienes pueden modificar archivos y datos existentes.

Pero, además, da permisos a un determinado dispositivo, a través de un código de acceso, para que trabaje temporalmente sobre un archivo.

Por otra parte, este software de seguridad, brinda la posibilidad de investigar la actividad de una transferencia de archivo, si así lo desea el dueño de la red.

En este punto, se pueden generar informes para investigar y determinar dónde y quiénes modificaron un determinado archivo o programa.

Estos informes pueden programarse, para ser recibidos por correo electrónico de manera diaria o semanal.

También, AccessPatrol permite al dueño de una red, administrar sus puntos finales a través de una consola intuitiva y fácil utilizar, incluso para aquellos principiantes.

Entre otras características del software, es posible bloquear dispositivos USB y otros externos (como iPads), así como también smartphones y ordenadores.

En definitiva, se encarga de todos los aspectos que hacen a los accesos a una red de trabajo y la protección de los archivos.

Este endpoint permite descargar una versión de prueba totalmente gratuita, por lo que podrás corroborar por ti mismo su funcionamiento.

BrowseControl

BrowseControl es un software muy fácil de usar, que restringe el acceso a una red. Su diferencia principal con AccessPatrol, es que permite aplicar diferentes políticas de control, sobre un determinado dispositivo o usuario.

En primer lugar, destaca por brindar la posibilidad de habilitar o deshabilitar a los empleados, a través de una consola centralizada.

En este punto, podrás también bloquear más de 100 categorías de URL predefinidas. De esta forma, tus usuarios no se van a distraer con, por ejemplo, sitios web de deportes o redes sociales mientras estén conectados.

En sintonía con esta función, BrowseControl permite detener chats, videojuegos o aplicaciones, que no hacen más que ralentizar todo el proceso de trabajo.

Por su parte, las políticas de uso de Internet, se administran desde una consola centralizada, por lo que aplicar estas restricciones es muy sencillo.

Es preciso señalar que, el filtrado web, puede realizarse en cualquier ordenador. Adicionalmente, BrowseControl tiene también una versión de prueba gratuita.

A diferencia de AccessPatrol, este software hace hincapié en todos los aspectos que hacen al acceso a la red, evitando todo tipo de distracciones, con el objetivo de optimizar el trabajo en tu empresa. Está más que claro, entonces, que ambos endpoints pueden complementarse a la perfección. Desde ADM Cloud & Services, como mayoristas informáticos, no tenemos duda duda de que, con los 2 programas, tus archivos y los accesos a Internet estarán más que protegidos.